Al aire ahora

La Guardia Civil española investiga a dos personas por un presunto delito contra la seguridad vial, tras analizar un video en el que se aprecia cómo el conductor de un automóvil y su acompañante mantienen relaciones sexualesmientras avanzan por el carril central de una autopista.

El video, que circula por las redes sociales y ya ha sido remitido a la autoridad judicial, ha permitido a los agentes identificar a sus protagonistas, a los que acusan de conducción “manifiestamente temeraria”.

En un jocoso tuit, la propia Guardia Civil ha difundido el video junto a una recomendación: “Para conducir con seguridad hay que estar ‘muy frío’“.

Esta conducta puede acarrear hasta 500 euros de sanción e incluso penas de cárcel de entre seis meses y dos años. Además, podría conllevar la privación del derecho a conducir durante varios años.

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios