Al aire ahora

Una cámara de seguridad captó en la ciudad de Auckland, Nueva Zelanda, el momento en que un hombre evita por los pelos ser arrolado por un autobús que circulaba fuera de control el pasado 12 de octubre. El hombre, que estaba sentado en un banco, se puso de pie rápidamente y se apartó unos momentos antes de que el vehículo chocara contra el edificio del Instituto local de Unitec.

 

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios